Filigrana o Quilling

Es el arte de enrollar, doblar y dar forma a tiras de papel de diferentes colores y texturas,  con el objetivo de crear diseños decorativos. En ingles es conocido como quilling y consiste en crear formas y diseños con tiras de papeles o cartulinas de colores que son enrollados con los dedos o con instrumentos de ayuda tipo agujas.

Fue en el siglo XVI cuando en Francia e Italia donde las monjas crearon adornos para los ornamentos religiosos hechos de filigrana. Durante el siglo XVIII se convirtió en un pasatiempo propio de las jovenes de las clases altas.

En la técnica de la filigrana se usan tres diferentes anchos:

  • 3 mm. Que es el que se usa para casi todos los diseños.
  • 6 mm. Es el intermedio y comúnmente se usa para hacer rosas con dobleces o figuras de recorte con guillotina.
  • 9mm. Este se usa para hacer flores con flecos y flores recortadas o las hojas de los ramos florales.

Una vez que estan enrollados se les da forma y luego se colocan sobre otro soporte, ya sea papel, tela o madera.

Con esta técnica se pueden crear diversas figuras desde flores, estrellas, rizos, animales, figuras humanas y geométicas y muchas más; con ellos puedes decorar tarjetas, invitaciones, libros, recordatorios; todo lo que se te pueda ocurrir, se pueden usar también para rellenar algunos dibujos.

A lo largo del tiempo se han inventado herramientas que facilitan el trabajo, incluso también se pueden encontrar paquetes de papel que ya vienen recortados.

 

 

HERRAMIENTAS:

Para que sea más facil enrollar el papel se  puede usar una aguja de punta roma mediana. Inserta la punta de la tira de papel y empieza a girar la aguja, de modo que el papel se enrede en ella, al terminar el rollo solo gira la aguja en sentido opuesto para sacarla.

Para hacer el enrollado de la filigrana se usa un enrollado, éste es un tubo con una pequeña aguja sin punta y con una ranura por la mitad en donde se introduce la tira de papel par irla enrollando. También se usa la aguja brasileña esto es un tipo de punzón que también se usa para hacer enrollados y para ayudarse al realizar el pegado del material. También se puede utilizar una aguja grande de esas de tapicería.

 

NECESITAS:

  • Tiras de papel de colores.
  • Enrollador o aguja brasileña.
  • Tijeras (preferentemente pequeñas).
  • Pinzas de punta larga (algodoneras).
  • Alfileres largos de cabezas de colores.
  • Pegamento escolar transparente.
  • Base para filigrana.
  • Guillotina (Opcional, para hacer flecos).
  • Plisadora (Opcional, en tres diferentes tamaños).
  • Troqueles (Opcional).

 

PASO A PASO:

Para poder realizar esta técnica son indispensables las tiras de papel, las cuales puedes comprar o hacer las tuyas propias con hojas de colores y una guillotina.

Corta las tiras de varios colores dependiendo lo que necesites de largo, mientras más largas, mas cerrado quedarán los espacios entre líneas.

Una vez que los rollos que hayas creado estén tan apretados como tu lo desees es necesario que coloques un poco de pegamento en barra en el extremo final de la tira y saca con cuidado de la herramienta.

No olvides que la técnica de la filigrana se puede realizar tanto de forma manual como con herramientas especializadas.

De forma manual con algún tipo de aguja ya sea la brasileña, punzón o aguja de tapicería:

  • Sostén un extremo de la tira de papel entre el dedo índice y la aguja.
  • Presionándolo con el dedo pulgar, enróllalo de la misma forma hacia nosotros; mantén las orillas lo mas juntas posibles.

Usando el enrollador:

  • Coloca la tira del papel en la ranura.
  • Tomar éste del lado grueso y ve enrollando el papel hacia nosotros.
  • Trata de mantener las orillas juntas, ayúdate con los dedos índice y pulgar.

La filigrana puedes aplicarla hasta donde tu imaginación llegue: